Fono: +56 9 8152 0482 info@mobydickgrow.cl

El cultivo de cannabis produce un fuerte impacto ambiental debido al consumo de energía y agua y a la contaminación de aguas residuales. En Norteamérica, los cultivos comerciales consumen mucha electricidad. ¿Qué se puede cambiar para que sean más sostenibles? ¿Qué puede hacer el cultivador casero para ser más respetuoso con el medio ambiente?


Las humildes necesidades de la marihuana se vuelven más exigentes cuando tiene que cumplir nuestras expectativas medicinales y recreativas. El cannabis precisa de un buen clima, mucha luz y agua y, a veces, fertilizantes adicionales. Como consecuencia, su cultivo, tanto a escala comercial como doméstica, tiene un efecto medioambiental importante debido al consumo de energía, la utilización del agua y la contaminación de las aguas residuales.

En Norteamérica, el cultivo de marihuana emplea el 1% del consumo eléctrico total solamente para las lámparas de alta intensidad y los sistemas de refrigeración. El resultado, lo creas o no, es más de 4.600 kilogramos de CO₂ emitidos a la atmósfera por cada kilo de flores de cannabis cultivadas en interior. En algunos estados o regiones, la producción interior de cannabis es responsable de más del 3% del total de la factura eléctrica, por no mencionar el consumo de agua y los materiales de desecho ricos en metales pesados y otros contaminantes, que de forma casi inevitable van a parar a los acuíferos después de haber sido drenados de las plantas.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la comunidad internacional del cannabis en la actualidad, es hacer que esta industria sea verdaderamente ecológica. Se necesitan prácticas de cultivo sostenibles, y aunque esperamos que la legalización traiga aparejada una actitud más sostenible en el sector del cannabis, nosotros, como pequeños cultivadores, también podemos contribuir a la reducción del daño medioambiental.

PRÁCTICAS SOSTENIBLES PARA UNA PLANTACIÓN DE CANNABIS PEQUEÑA

Incluso si nos olvidamos por un momento del impacto medioambiental de nuestra plantación, sabemos que mantener un cultivo casero puede ser bastante caro. Los gastos periódicos de energía son una carga financiera importante a la hora de gestionar un cultivo de interior. El coste conjunto de luces de cultivo, ventiladores y extractores, humidificadores y acondicionadores de aire, calentadores y otros aparatos que consumen electricidad, puede ser sumamente alto.

Los cultivos de marihuana en exterior sin duda son más sostenibles. La luz del sol, el viento y la lluvia son gratis, y muchísimo más respetuosos con el medio ambiente. Pero las plantaciones al aire libre necesitan más pesticidas, fertilizantes y agua que las operaciones de interior. Además, las malas prácticas de cultivo empobrecen y erosionan el suelo rápidamente.

Tanto si cultivas unas pocas plantas para consumo personal como si tienes tu propia plantación comercial, las técnicas y herramientas que decidas usar tendrán un efecto sobre el medio ambiente y los gastos periódicos. Afortunadamente, los requisitos energéticos se pueden mitigar con una buena planificación y comprando dispositivos inteligentes. Los materiales de desecho contaminantes se pueden reducir casi a cero, lo que además mejorará la calidad del producto final. Aquí tienes cuatro elementos que hay que tener en cuenta en un cultivo sostenible de cannabis: consumo de energía para iluminación, consumo de energía para control ambiental, utilización del agua, y gestión de residuos.

cultivar

REDUCE EL CONSUMO DE ENERGÍA DE LAS LUCES DE CULTIVO

Las bombillas se calientan y necesitan una ventilación constante para poder mantener la temperatura del cuarto de cultivo dentro de la franja necesaria. El primer consejo respetuoso con el medio ambiente es completamente gratis: si es posible, invierte los períodos diurno/nocturno y enciende las luces por la noche. De esta forma, aprovecharás el aire fresco de las noches, reduciendo la necesidad de extraer el calor y permitiendo que los ventiladores funcionen a baja potencia. Los dispositivos de humidificación también pueden funcionar a un nivel más bajo. Además, las tarifas de electricidad nocturnas suelen ser más baratas que las diurnas.

Otra estupenda práctica gratuita es calcular el tamaño ideal del cultivo. No te interesa desperdiciar ningún rincón de espacio iluminado, pero deberás asegurarte de que todas tus plantas reciban la misma cantidad de luz. Se pueden utilizar técnicas de cultivo como el Screen Of Green (ScrOG) para conseguir una distribución igual de la luz por todas las partes de la planta. Si es posible, la combinación de las luces de cultivo con la luz directa del sol es otra forma excelente y gratis de satisfacer a tus plantas y ahorrar en la factura eléctrica.

Las luces LED utilizan menos energía que cualquier otro tipo de luces de cultivo con unos resultados comparables, por lo que son el sistema de iluminación más sostenible para una pequeña plantación de interior. Su elevado coste inicial se compensa con una vida útil más larga, y el escaso calor que generan no necesita extractores muy potentes.

Si el cuarto de cultivo funciona con balastos magnéticos que alimentan lámparas tradicionales de descarga de alta intensidad (lámparas de haluros metálicos para la fase vegetativa y HPS para la floración), la adquisición de unos balastos electrónicos regulables es un gasto que se amortizará con el tiempo en forma de menos calor y menor consumo eléctrico. Este tipo de balastos también permiten regular la potencia que se envía a la lámpara, y su flujo de energía estable incrementa la vida útil de las bombillas HID.

OPTIMIZA EL FLUJO DE AIRE

Las distintas estaciones del año también suelen afectar a las plantaciones de interior, algo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir y germinar una variedad, o de diseñar un sistema de control ambiental. Antes de comprar un ventilador o aire acondicionado más potente, el cultivador responsable deberá plantearse si existen otras soluciones naturales para un mejor control climático. Con una cuidadosa planificación de los circuitos de aire en el cuarto de cultivo se pueden optimizar la temperatura y la humedad sin necesidad de adquirir dispositivos nuevos. Bombear aire directamente desde el exterior u otra habitación también supone una gran diferencia en cuanto a temperatura.

Las aberturas de los tubos de extracción deberán ser regulables para poder reducir el flujo de aire cuando las temperaturas no sean demasiado altas. De esta forma, se mantiene un ambiente adecuado y se ahorra electricidad, mientras que un exceso de ventilación es inútil y además provoca un descenso de la humedad, que debe compensarse con otros aparatos eléctricos. Una vez más, siempre que sea posible, saca las plantas al exterior para que se beneficien (y beneficien a tu cartera) de la luz del sol y los sistemas naturales de enfriamiento.

cultivar

AHORRA AGUA Y RECICLA

El cannabis es una planta muy sedienta, pero el cultivador casero no puede hacer nada en este aspecto, aparte de evitar un derroche excesivo de agua. El problema surge cuando el cultivo no es orgánico (lo que ocurre en la mayoría de plantaciones comerciales). En este caso, el agua de drenaje contendrá abonos y tal vez pesticidas, y también tendrá un pH desequilibrado.

Los sistemas de desalación y osmosis inversa pueden recuperar la mayor parte del agua utilizada durante el cultivo, pero estas tecnologías requieren de una inversión y mantenimiento extras. Recoger agua de lluvia es una forma estupenda y sencilla de ahorrar agua y regar tus plantas sin cloro ni calcio. Lamentablemente, para esta práctica se necesita espacio adicional, y por lo general, nunca llueve lo suficiente cuando más se necesita.

PREPARA TU PROPIO SUELO Y PESTICIDAS ORGÁNICOS

Las prácticas de cultivo orgánico pueden conseguir que la planta sea más ecológica y la plantación más sostenible. Son mejores para las plantas e ideales para los consumidores, pero los cultivos orgánicos son más caros. Y la marihuana orgánica es muy difícil de encontrar en el mercado. Sin embargo, este tipo de cultivo te ahorrará dinero a largo plazo, y probablemente no sea tan caro como una operación de cultivo intensivo en interior, e incluso en exterior.

El cultivo orgánico empieza en el suelo. Un medio de cultivo orgánico bien preparado necesita muy pocas modificaciones con el paso del tiempo, y los nutrientes que contiene están disponibles gracias a la acción de microorganismos beneficiosos. Con este método, deberás preparar tu propio compost, y más adelante, una mezcla complementaria de abonos naturales. Para los cultivadores perezosos, o que no quieran hacer compost, siempre existe la posibilidad de comprar bolsas de tierra y envases de fertilizantes orgánicos en un grow shop. Pero una cosa es segura: no está permitido el uso de ningún producto químico nocivo ni de fertilizantes que no sean orgánicos.

Y lo mismo ocurre con los pesticidas. La norma es sustituir los productos industriales para el control de plagas con organismos o sustancias biológicas que se alimenten de parásitos o los mantengan alejados. Las técnicas orgánicas de control de plagas consisten en la diversidad de plantas en una misma plantación, la incorporación de insectos y microorganismos beneficiosos, y la pulverización de compuestos naturales sobre las hojas para acabar con los parásitos.

cultivar

APRENDE DE LOS INVERNADEROS DE ALTA TECNOLOGÍA

Los invernaderos son muy populares en el sector del cannabis porque potencian los beneficios del sol y ofrecen un ambiente controlado, mientras protegen los cultivos de las adversidades naturales. Con un entorno tecnológico integrado a base de sensores inteligentes, dispositivos de control ambiental, lámparas de alta eficiencia y programas de alimentación perfeccionados, los invernaderos de alta tecnología han alcanzado un nivel superior de optimización energética con el objetivo de mejorar el ratio de gramos/vatios del producto final. Algunos cultivadores también han comenzado a utilizar ciertos tipos de software de inteligencia artificial para analizar datos y determinar la forma más eficaz de conseguir cosechas abundantes.

Incluso aunque el cultivador casero medio no contamine demasiado y sus objetivos sean distintos a los de las operaciones comerciales, saber cómo se desarrolla la tecnología del sector del cannabis es una buena constumbre que podría traducirse en unas prácticas de cultivo más eficientes y sostenibles. Ahorrar energía, cultivar de forma orgánica y reducir los residuos, deben ser las tres prioridades de todo cultivador casero que quiera ser más responsable, ahorrar dinero y cultivar una hierba de calidad sin contaminantes.

Please follow and like us:

Los Productos de la ZONA OUTLET deben ser retirados en nuestra Sucursal: Santiago Centro. Por compras mayores a 80.000 clp el DESPACHO es GRATIS a Santiago siempre y cuando este sea dentro del anillo Americo Vespucio, consultar valor fuera de este perimetro, los envios a regiones son por pagar y serán enviados por una empresa externa que usted elija, luego de realizado el pago tardamos un máximo de 72 horas hábiles para realizar el envio. El despacho de los kit indoor tiene un valor de $5.000 dentro del anillo Américo Vespucio, fuera de este radio consultar valor del despacho). Por compras menores a 80.000 clp el Despacho a Domicilio tiene un costo adicional de 5.000 clp dentro del anillo Américo Vespucio. Consultas sobre despachos y promociones de despachos GRATIS al wsp +569 81520482 Descartar