Automáticas

Las semillas automáticas se convirtieron rápidamente en la variedad más buscada por los cultivadores aficionados o cualquiera que necesita un cultivo rápido y fácil.

Lo mejor de las automáticas es que su facilidad para cultivar no sacrifica la calidad ni la abundancia, actualmente puedes encontrar cepas autoflorecientes con buena producción de cogollos.

¿Qué es una planta autofloreciente?

Las plantas autoflorecientes,  automáticas o autofem son las que tienen el gen de autofloración de la especie Cannabis Ruderalis, una subespecie de la Cannabis Sativa, originaria del sur de Siberia. Se trata de una planta que no necesita de un fotoperiodo fijo para pasar de la etapa vegetativa a floración.

El tiempo para su desarrollo completo puede variar entre los 60 a 80 días.

Esto depende de la variedad cultivaba porque suelen estar disponible como híbridos cruzados con cepas Indicas o Sativas.

La etapa de vegetación de las plantas de marihuana automáticas es de 27 a 45 días, mientras que su etapa de floración puede durar entre 30 y 40 días.

Con las semillas automáticas puedes cultivar todo el año

Una de las grandes ventajas del cultivo en interior, especialmente en carpas indoor, es que te permiten continuar cultivando durante todo el año.

Al igual que otras variedades de plantas o semillas de marihuana, las semillas automáticas necesitan condiciones mínimas para poder germinar y continuar su desarrollo.

Estas condiciones mínimas son: la temperatura, humedad, iluminación y ventilación. Las plantas autoflorecientes suelen ser más resistentes que el resto.

Por esa razón las semillas automáticas te dan más seguridad a la hora de cultivar, por ejemplo, durante invierno. Siempre y cuando controles los elementos dentro de tu carpa.

¿Cuántos gramos puede dar una automática?

Las semillas automáticas pueden ser muy productivas y alcanzar rendimientos XXL, con una buena nutrición y las condiciones adecuadas puedes lograr abundantes cogollos pesados.

La cantidad de cogollos resinosos que es capaz de producir cada planta automática depende de su genética, lo más recomendable es revisar la ficha técnica de cada variedad.

Feminizadas

Las semillas feminizadas son semillas de marihuana de las cuales nacen plantas hembras que son las que producen los tan deseados cogollos con alto contenido de Cannabinoides.

Son las más usadas en cultivos de interior por su estabilidad, fácil cultivo y gran calidad del producto final.

El primer banco de semillas que empezó a comercializar semillas feminizadas fue Dutch Passion, creador de famosas variedades como Blueberry, de intenso sabor terroso o Euforia, una dulce selección de Skunk de efecto potente y estimulante.

En su inicio sobre los ’70 se realizaban con plantas de marihuana con tendencia hermafrodita sometidas a condiciones de estrés, para así usar el polen de las flores macho que surgían para polinizar plantas hembras. El inconveniente de este proceso es que las semillas resultantes tenían tendencia a heredar este hermafroditismo.

Hoy en día las técnicas para obtener semillas feminizadas han mejorado y las plantas resultantes son mucho más estables y hembras puras. El proceso de revertir hembras mediante tiosulfato de plata (STS) revolucionó el mercado de las semillas feminizadas.

CÓMO ELEGIR TUS SEMILLAS FEMINIZADAS:

Existe una amplia variedad de semillas feminizadas, se distinguen entre ellas por su procedencia genética, efecto, sabores y aromas, rapidez de floración,…

Puedes usar nuestro Buscador de semillas si quieres filtrar tu búsqueda en base a esta serie de características para encontrar tus semillas ideales.

En Moby Dick Grow Shop encontrarás una amplia variedad de marcas punteras como Dinafem Seeds, Eva Seeds, Dutch Passion entre otras además.

Si dudas o quieres alguna recomendación no dudes en consultarnos. En el caso de que no encuentres la variedad que buscas en nuestra web, contáctanos vía whatsapp.

Abrir chat